Mitos y realidades de las sociedades offshore

4

En este post vamos a intentar explicar que son las sociedades offshore, los tipos de sociedades offshore que existen, los requisitos necesarios para crear una sociedad offshore y que ventajas ofrecen.

¿Qué es una sociedad offshore?
Una sociedad offshore es una empresa registrada en un país (en algunos casos un paraíso fiscal) distinto a donde realiza su actividad económica o comercial.

El gran atractivo de este tipo de empresas reside en las ventajas legales y fiscales que ofrecen.

Crear o comprar sociedades offshore es una práctica muy extendida. Por poner un ejemplo, en 2012, los flujos de capital offshore fueron de 6.209.000 millones de euros. Ese año, Suiza fue el país que más capital recibió, 1.607.000 millones de euros.

Principales características
Las sociedades offshore se caracterizan principalmente por ser sociedades con:
• Bajo coste económico de creación y mantenimiento
• Facilidad y rapidez de formación. En la mayoría de las jurisdicciones se puede crear una sociedad offshore de 24 a 72 horas.
• Administración simple. Las sociedades offshore son fáciles de administrar. En muchas jurisdicciones, estas sociedades no están obligadas a presentar las cuentas anuales. Esto simplifica la administración de la sociedad y reducir costes de contabilidad.
• Exención de impuestos. Las sociedades offshore están exentas de pagar muchos de los impuestos a los que deben hacer frente el resto de sociedades.
• Alta confidencialidad. Todas las jurisdicciones cuentan con leyes de privacidad. En muchas jurisdicciones no es necesario comunicar al registro mercantil los datos de los directores y accionistas de la sociedad. En las jurisdicciones en las que estos datos sí que deben ser comunicados al organismo pertinente, se permite utilizar directores y accionistas fiduciarios
¿Qué tipos de sociedades offshore existen?
• IBC (International Business Company). Significa compañía de negocios internacional y es la forma de sociedad offshore más común. Prácticamente se puede encontrar este tipo de sociedad en todas las jurisdicciones offshore, bajo la forma de sociedad de responsabilidad limitada o sociedad anónima.
• LLC (Limited Liability Company). Esta forma solo se puede encontrar en algunas jurisdicciones y es una sociedad limitada fiscalmente transparente cuyos miembros declaran los beneficios obtenidos con la sociedad en sus declaraciones de la renta individuales.

¿Qué sectores de actividad pueden crear o comprar una sociedad offshore?
Las sociedades offshore no están destinadas a un sector económico específico. Sin embargo, estas sociedades se agrupan sobretodo empresas del sector servicios.

¿Qué requisitos de deben cumplir para crear una sociedad offshore?
Las jurisdicciones offshore ofrecen grandes beneficios fiscales a las empresas extranjeras que se establezcan en su país, pero también piden una serie de requisitos.

Entre estos requisitos debemos destacar que:
• Los directores de la sociedad no deben tener su domicilio en el país elegido para establecer la sociedad offshore
• La sociedad no podrá realizar actividades comerciales en el país que se establezca ni utilizar mano de obra local
• La sociedad no podrá usar la economía de la jurisdicción donde se establezca en materia de inversión, subsidios, ni transferencias bancarias.

Ventajas que ofrece una sociedad offshore
Las ventajas legales y fiscales de las que puede beneficiarse una sociedad offshore dependen de la jurisdicción de cada país.

Las más conocidas son la no obligación de pagar impuestos sobre las personas físicas, el impuesto de sucesiones, impuesto de transmisiones o impuestos sobre el patrimonio, el impuesto sobre la renta de las personas físicas o el impuesto sobre el valor añadido (IVA)

Otro de sus beneficios es la posibilidad de adquirir una sociedad offshore ya creada gracias a la posibilidad de redomiciliación a otra jurisdicción sin detener la actividad de la empresa. Además, la construcción de estas sociedades es rápida, simple y barata y no requiere grandes volúmenes de documentación.

Debido a sus múltiples ventajas como la libertad de inversión, la inexistencia de normas de capitalización delgada o la facilidad para realizar otras operaciones empresariales en relación con el capital, son muchos los españoles que optan por comprar sociedades offshore en países extranjeros.

Por ejemplo, a parte de las ventajas mencionadas anteriormente, Panamá ofrece cuotas bajas anuales de mantenimiento de la sociedad; los socios o accionistas y los directivos no tienen por qué ser panameños; los bienes, los activos o el capital corporativo de una sociedad domiciliada en Panamá pueden encontrarse en el extranjero; o que en las sociedades anónimas panameñas solo una persona puede poseer la totalidad de las acciones sin perder su personalidad jurídica.

¿Qué países permiten crear sociedades offshore?
Varios países y territorios han sido designados como centros financieros offshore por el Fondo Monetario Internacional (FMI). Estos centros son evaluados por el FMI para mejorar la transparencia y la cooperación:

Andorra, Anguila, Aruba, Bahamas, Belize, Bermuda, Islas Vírgenes Británicas, Islas Caimán, Islas Cook,Chipre, Gibraltar, Guernsey, Isla de Man, Jersey, Liechtenstein, Macao, Malasia,Monaco, Montserrat, Antillas Holandesas, República de Paulau, Panama, Samoa, Seychelles, Vanuatu

Ventajas de las sociedades offshore de algunos países.
A continuación vamos a intentar detallar algunas de las ventajas que ofrecen jurisdicciones como Suiza, Hong Kong e Islas Marshall.

Suiza proporciona grandes ventajas como protección de activos, confidencialidad y privacidad, y ahorros fiscales. Los centros financieros no proporcionan información sobre las empresas offshore a terceras partes (aunque la ley contempla alguna excepción). Suiza ofrece a las sociedades offshore unas obligaciones jurídicas muy laxas.

Hong Kong es otra jurisdicción que se caracteriza por proporcionar grandes beneficios tributarios. Por ejemplo, el impuesto de sociedades en esta jurisdicción es del 16,5%, no tienen impuesto sobre el valor añadido (IVA), impuesto sobre el patrimonio, ni retención de impuestos sobre dividendos e intereses. Además, también hay poca intervención del gobierno en las actividades de las empresas extranjeras y ofrecen la posibilidad de que la totalidad de los miembros de la sociedad sean extranjeros.

Islas Marshall también ofrece confidencialidad a las sociedades offshore que deciden establecerse en esta jurisdicción ya que no tiene tratados con ningún país para intercambiar información fiscal. Esta jurisdicción permite la exención de impuestos sobre la renta de empleados, directores y accionistas. Además, no es necesario presentar cuentas anuales, las reuniones de sus directivos se pueden realizar en cualquier parte del mundo, así como poseer cuentas bancarias de empresas en cualquier país. Tampoco es necesario que el director de la sociedad resida en dicha jurisdicción y tiene un mínimo de una acción y un máximo ilimitado, con lo que solo una persona puede ser propiedad de la sociedad.

Como se puede ver, cada país tiene una jurisdicción, con sus ventajas e inconvenientes. Es conveniente confiar en profesionales en consultoría internacional para informarse sobre qué territorio puede ofrecer más beneficios fiscales y más beneficios económicos. Un ejemplo de este tipo de consultoras en España es Foster Swiss.

¿Qué españoles crean sociedades offshore?
En general, los españoles con rentas altas son más proclives a crear sociedades offshore en países extranjeros. Esto incluye, sobre a empresarios, deportistas de élite (jugadores de futbol, tenistas, etc.) o artistas (cantantes, actores, etc.) entre otros.

Algunos ejemplos son Xavi Alonso, Javier Mascherano, Carmen Thyssen-Bornemisza, Jean-Jacques Augier o Denise Rich.

¿Son legales las sociedades offshore?
Muchos no ven las sociedades offshore con buenos ojos ya que las consideran paraísos fiscales. Sin embargo, estas sociedades se encuentran dentro de las regulaciones legales y fiscales del país donde se establecen, acogiéndose a sus muy favorables condiciones fiscales.

¿Qué se debe tener en cuenta para crear una sociedad offshore?
Para establecer una sociedad offshore se deben tener en cuenta las siguientes consideraciones:
• Que la jurisdicción cuente con leyes favorables que regulen de manera legal el establecimiento de la sociedad.
• Que la moneda oficial de la jurisdicción sea estable.
• Que la jurisdicción presente estabilidad económica y política.
• Que el sector bancario de la jurisdicción tenga un alto nivel de desarrollo y buenos sistemas de comunicación
También se deben tener en cuenta aspectos como el idioma o la ubicación de la jurisdicción.

¿Cómo se puede crear una sociedad offshore?
Aquella persona que quiera crear una sociedad offshore puede desplazarse directamente a la jurisdicción donde desee establecerse donde deberá proporcionar la documentación necesaria en los organismos correspondientes de cada país.

También existe la posibilidad de contactar desde el país de origen con empresas que se encargan de la tramitación necesaria para establecer estas sociedades sin necesidad de desplazarse al país donde la persona desee establecerse. Estas empresas, además de la tramitación, se encargan de asesorar durante el proceso de registro de la empresa. Generalmente, estas suelen ser empresas de consultoría financiera o fiscal.

Fuente: Paula Blasco

© 2015-2016 REVISTA DE LA EMPRESA — Todos los derechos reservados. Design By: Rodo Mastroiacovo